Servir, No Exigir


La semana pasada mientras trabajaba haciendo unos lazos de fondant y unos toppers para cupcakes, me puse a pensar de cómo somos los seres humanos, en especial cuando oramos. Sí, :) ... trabajar con fondant es relajante. Esta actividad permite que uno tome un espacio para descansar entre trabajos y a la vez se puede meditar, en especial si se trabaja en un ambiente tranquilo y silencioso como es mi dulce hogar. Tengo la bendición de vivir en el campo donde me rodean propiedades de tierra y nada de casas, ni calles. Solo se escuchan los pajaritos. En la siguiente foto pueden ver mi casa y todo el espacio sin vecinos.


Bueno volviendo al tema. Reflexioné sobre cómo oramos y de nuestra actitud hacia Dios. En la oración del día a día mientras pedimos perdón, sanación, bendición, trabajo, saldar deudas, protección divina etc., muchas veces tendemos a tomar una actitud de exigir a Dios lo que queremos, cuando lo queremos y como lo queremos. Podemos a veces ser exigentes, y como si Dios fuera nuestro servidor quien tiene que hacer lo que le pedimos. Esto cambia por completo la razón por cual debemos de orar y cómo es que debemos de ser con Dios. Nos ponemos ansiosos y queremos tanto que se nos olvida ser agradecidos por lo que hay, por el hoy y por estar vivos. Queremos esto y aquello, necesitamos cosas y nos concentramos más en lo que creemos que Dios debe de darnos.

¿Qué paso con orar para agradecer y para adorar al Creador? ¿Estas buscando tú salvación primero? ¿Hace siempre lo correcto? ¿Vives feliz con lo que tienes y lo que sabes hacer hoy? La Biblia nos enseña  en Mateo 6:33 - “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” Dios conoce nuestras necesidades, Él sabe lo que tiene hacer y que no hacer. Nuestro deber es buscar su reino y su justicia. Oremos para agradecer y para comunicarle a Dios nuestro pensar. A eso también debemos agregarle pedir sabiduría para saber ser pacientes y esperar en Dios conforma a su ley.

Dios, líbranos de exigirte, ayúdanos a servirte y a esperar de forma constructiva para nuestra fe.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que a veces nos volvemos exigentes y que pensamos que por ser cristianos, Dios tiene la obligación de cumplir nuestros deseos sin importar si es para su gloria y honra?

Lectura Bíblica recomendada: Mateo 6: 1-34. 

1 comentario:

  1. Amennn asi .somos exigente y solo pedimos y no damos a cambio.tus palabras me llegan .hace dos dias sigo tu bloc y me ha servido de mucho .gracias bendiciones

    ResponderEliminar

Comments are welcomed. Leave your input here. Jesus loves you :)
Los comentarios son bienvenidos. Deja el tuyo aquí. Jesús te ama:)